Internacional

Joven recibe fuerte descarga eléctrica por conectar el celular bajo su almohada

Recientemente comenzó a circular un fuerte caso de hospital sufrido por una jovencita de 19 años de Estados Unidos, quien recibió una fuerte descarga eléctrica y quemaduras en su cuello por dejar su celular cargando bajo su almohada mientras dormía.

La muchacha, originaria de Michigan, traía puesta al momento de dormir una cadenita que, cuando estuvo en contacto con el cable de su celular, condujo la electricidad alrededor de  su cuello, despertándola de dolor.

Resultado de imagen para cargador celular quemadura

La joven relata que estaba dormida cuando repentinamente se despertó, sintiendo una fuerte sensación de picor; su piel ya estaba quemada y tenía un gran surco que le producía un dolor insoportable.

Ante el pánico, la reacción de la joven fue romper el collar y lanzarlo al suelo. Aunque pudo apartarse rápidamente de lo que le hacía daño, el mal ya estaba hecho, y alertó a sus papás.

Joven sufre serias quemaduras por usar cargador 'pirata'

Al ir al médico, le explicaron que su quemadura había sido de segundo grado y que, probablemente,  la corriente eléctrica se había conducido a través de su cadena, quemando su cuello con una descarga continua de la que, afortunadamente, sobrevivió.

De acuerdo con Quiero TV, es sumamente peligroso recargar los aparatos sobre la cama, especialmente mientras se duerme. Aunque en esta ocasión trascendió que el cargador del celular era genérico, en cualquier caso se debe tener mucho cuidado.

Además, se han registrado otros accidentes en los que, lamentablemente, ha habido muertes por las mismas circunstancias, pues el hecho de que los celulares se carguen durante largos periodos de tiempo innecesariamente corren alto riesgo de explotar.

Resultado de imagen para celular explota cama

De acuerdo con El Mañana, los cargadores pirata, a pesar de ser muy baratos y, hasta cierto punto, funcionales, en su mayoría no han pasado por pruebas de seguridad básicas, por lo que se disparan las probabilidades de sufrir un accidente a causa de ellos.

Si lo anterior ya significa un riesgo potencial, ahora imagina que el dispositivo está justo frente a tu cara mientras duermes. ¡Toma tus precauciones!


Con información de El Mañana, Sopitas y Excélsior

Fotos de Excélsior, Hospital San Martín de Quillota y Diario La Provincia