Local

Invitan menonitas al Festival de la Calabaza en Cuauhtémoc

Se compartirán consejos prácticos para fomentar la hortaliza familiar

De la Redacción/El Diario

 Por sexto año consecutivo se llevará a cabo el Festival de la Calabaza que la comunidad menonita en este municipio organiza para lograr recursos que beneficien a niños huérfanos o en estado de indefensión y para mostrar las mejores prácticas de hortalizas caseras que llevan a lograr calabazas de casi 300 kilogramos de masa.

Abraham Siemens, comunicador y periodista de la comunidad menonita, mencionó que para este evento se han mejorado las muestras de cultura de la comunidad que, a través de cantos y obras de teatro, demuestran lo que las nuevas generaciones desarrollan como parte de su cultura al interior de sus escuelas.

Este año los beneficiados serán instituciones como el Asilo de Ancianos menonitas, la Casa Hogar en Tomochi (Guerrero), para las remodelaciones del hogar que asiste a 20 menores huérfanos, para los empleos que se generan a través de la organización Un Sueño Realizado en la colonia Reforma y para un Asilo para Niños ubicado en el campo 6 y medio de la colonia Manitoba.

Para esta edición del Festival de la Calabaza, la obra de teatro que se programó trata la temática de cómo el uso desmedido del celular afecta en algunas relaciones entre personas. “Aunque la obra está definida para la comunidad menonita, sin duda también involucra a toda la sociedad de Cuauhtémoc”, mencionó.

Las calabazas de más de 200 kilogramos se obtienen gracias a semillas especiales que se adquieren con este sentido en los Estados Unidos, en donde una semilla llega a costar más de 100 dólares, no basta solo la calidad de la semilla, sino las mejores prácticas para lograr consolidar un fruto de tales dimensiones.

Con el objetivo de compartir los conocimientos que la comunidad menonita sigue perfeccionando desde su llegada en el desarrollo de hortalizas de traspatio, se compartirán los conocimientos a todos aquellos que estén interesados en tener algún cultivo orgánico en su patio.

Sin embargo, el objetivo esencial de este festival es el de integrar a la comunidad mestiza en un evento para lograr recaudar la mayor cantidad de fondos posibles y beneficiar orfanatos y proyectos específicos de casas hogar, de ahí que la comida y algunas fotografías de estudio con los ejemplares de calabaza tengan un costo, no así la entrada, la observación de los espectáculos y los cultivos en exhibición.

Motivados por este espacio de cultivos gigantes, se tiene programada la exhibición de sandías de hasta 50 kilogramos o cebollas de más de 2 kilogramos para entronizar el ambiente.

Finalmente, se mencionó que será del 27 al 29 de septiembre cuando los interesados en asistir a este evento puedan asistir al gimnasio del kilómetro 29 de la carretera de Cuauhtémoc al seccional de Álvaro Obregón (Rubio).