Internacional

Indignante propuesta de Donald Trump para combatir la migración

Donald Trump, presidente de Estados Unidos, lanzó una indignante propuesta para combatir la migración.

El mandatario del país vecino del norte sugirió una alternativa para erradicar el flujo migratorio ilegal que proviene principalmente de países centroamericanos y se ven obligados a atravesar la tierra azteca en búsqueda del sueño americano: disparar a los inmigrantes.

La intención es que con sus piernas lastimadas no podrían moverse más rápido al atravesar la frontera.

The New York Times hizo de conocimiento público que esta idea, adoptada desde marzo de este año, ya había sido olvidada; no obstante, el jefe de Estado se esforzó por separar de sus puestos a quienes presentaron resistencias en su contra. Esto último fue respaldado por Stephen Miller, asesor de la Casa Blanca, a fin de conseguir una mayor influencia en la política de inmigración.

En un encuentro que incluyó a Miller; Kirstjen Nielsen, en ese momento secretaria de Seguridad Nacional; Mike Pompeo, secretario de Estado; Kevin McAleenan, entonces jefe de Aduanas y Protección Fronteriza; Mick Mulvaney, jefe de gabinete interino; y Jared Kushner, asesor presidencial, se puso el tema sobre la mesa.

Trump argumentó que toda su campaña presidencial se fundamentó en el tema migratorio, por lo que espetó que ‘¡es mi asunto!’. Nielsen intentó mantener la situación en calma, y expuso que cerrar la frontera no es garantía para evitar que los migrantes continúen solicitando asilo.

Kushner hizo un esfuerzo similar; sin embargo, Donald Trump ya mostraba un rostro decidido y determinó que tomaría acción cuanto antes.

Por su parte, los asesores de la Casa Blanca hablaron con el mandatario del país vecino del norte para aplazar cualquier decisión hasta el próximo viernes, de modo que México se presionaría más para continuar labores de detención en contra de los migrantes.

Finalmente, Miller aseveró a Donald Trump que las mentes como Nielsen, que siempre recurren a las restricciones legales, no contribuyen a fortificar una política migratoria, sino que causan retrocesos; aunque en algún momento de la semana, el mandatario intentó plantear nuevamente la idea de aplicar una tarifa arancelaria y la dejó ir, no se prevé que el presidente estadounidense vaya a quedar de brazos cruzados.

Con información de El Universal y CNN