Internacional

Gobierno de Uganda propone pena de muerte para homosexuales

Uganda, país localizado al este del continente africano, propuso la pena de muerte para las personas homosexuales; se pronunció a favor de reimplementar la ley ‘maten gays’.

La iniciativa inscribe que la persona que caiga en ‘estos comportamientos’ será penada con el castigo de pena de muerte. La ley se había eliminado cinco años atrás por un tecnicismo; no obstante, el Gobierno se esfuerza por mantenerla vigente de nueva cuenta.

Las personas homosexuales de la nación africana se enfrentan a la restitución de un marco legal que defiende que la atracción por el mismo sexo es antinatural.

Simon Lokodo, ministro de Ética e Integridad, resaltó que el sector poblacional con mayor índice en estas preferencias es el de los jóvenes; aseguró que se observa cada vez más el crecimiento de las relaciones del mismo sexo en espacios públicos como las escuelas, y aseguró que están esparciendo ‘desinformación’ sobre el origen de la atracción de las personas del mismo género.

Lokodo, argumentó que no se nace siendo homosexual, y explicó que la ley actual en materia penal es limitada, por lo que, de momento, solo se criminaliza el acto.

En este tenor, el ministro señaló que se busca que cualquier ‘persona involucrada en la promoción y el reclutamiento sea criminalizada’; y defendió que el castigo será perder la vida.

Se resaltó que los países africanos, en su mayoría, tienen leyes prohibicionistas en temas de sexualidad; lo anterior se explica por el tabú con que se aborda el tema, derivando en condenar la parte sentimental e íntima de las relaciones igualitarias.

Por su parte, Lokodo aplaudió que la iniciativa esté respaldada por Yoweri Museveni, presidente de Uganda, que promoverá la iniciativa en las próximas semanas con la intención de que sea votada antes de este diciembre.

Aunque la ley maten gays fue revocada, la ley colonial británica apuntó que estipula que el sexo homosexual se castiga con cadena perpetua; los activistas externaron que con el nuevo proyecto de ley probablemente se propiciarían ataques.

Finalmente, Zahra Mohamed, de la fundación benéfica Stephen Lewis de Toronto, expuso que es imperante reconocer que al colocar esta ley de nuevo sobre la mesa, la discriminación se dispararía. Se subrayó que en diversas ocasiones, los movimientos que atentan contra los derechos de la comunidad LGBT han derivado en acciones violentas.

Con información de Ruido en la Red y López-Dóriga Digital