14 junio, 2021

NotiDiferente

Deja Silvia Rodríguez legado de amor en la casa hogar para adultos mayores

Cd. Cuauhtémoc, Chih.- Honor a quien honor merece. Luego de la sorpresiva renuncia presentada por la Directora de la Casa Hogar para Adultos Mayores, la señora Silvia Rodríguez Hernández, recibió un merecido reconocimiento por la Presidenta del DIF Municipal, Lupita de Tena, ante sus 26 años de trayectoria ininterrumpida demostrada en el cuidado y amor reflejado a cada huésped y personal de trabajo.

Con mariachi y pastel, Silvia Rodríguez se despidió de cada miembro de la Casa Hogar. Entre nostalgia agradeció el gesto que le hizo la esposa del Presidente Municipal por tanto tiempo de dedicación para con la familia que formó en todos estos años.

Al hacer uso de la palabra, dijo que la decisión de su renuncia obedece a que por atender la Casa Hogar, había descuidado a su familia consanguínea, incluso a tal grado de no haber convivido con hijos y nietos.

“Para mí, el trabajo fue lo más importante, desde que entramos a trabajar aquí. Siento en el fondo que una persona como yo no requiere de estas cosas (reconocimientos), en mis 26 años aprendí muchas cosas de todo, para mí eso es lo más que yo puedo tener, la satisfacción de ver que muchas gentes que todavía están, muchas que ya salieron, que aprendieron mucho de mí”, externó.

Les reiteró a todos los trabajadores de la Casa Hogar que es necesario que no olviden la recomendación que siempre les hizo personalmente, para que recuerden que están trabajando con seres humanos que sienten y saben que cada caricia y gesto de amor es darles el cariño que no se les dio afuera de ahí.

Previamente, la ex administradora del Asilo de Ancianos recibió en manos de la Primera Dama del Municipio una placa de reconocimiento que hace agradecimiento por haber dejado su corazón y alma en cada uno de los huéspedes.

Lupita de Tena afirmó que la señora Silvia prometió volver al Asilo de Ancianos, pero en calidad de visitante, no obstante que le hizo saber que este espacio será por siempre su casa.

“Nos deja un espacio difícil de ocupar, no por su puesto de administradora, sino por la calidad humana que ella tiene; estamos ahorita en situación difícil por encontrar un perfil que se vaya a ocupar de tal encargo, insisto, no de administrar, sino de prestar amor y cariño, le deseamos de todo corazón que a donde vaya bien le vaya”, concluyó la Presidenta del DIF.

Advertisement